Diligencia y orden

Las personas tenemos una facilidad innata para buscar excusas que nos permiten hacer las tareas que no gustan antes que las importantes. –ya lo haré mañana, hoy me voy al cine. En ocasiones, esto es razonable y lógico, pero otras veces anteponemos este deseo de ocio a las obligaciones. Puede la pereza a la diligencia. Creo que esto ocurre por que perdemos la conciencia de nuestro ser. Soltamos las riendas de nuestra vida y nos dejamos guiar por las circunstancias. Hoy estas dispuesto a arreglar el armario, a resolver la declaración de la renta, a visitar a un pariente pero te llama un amigo y te propone unas copas o un café con insistencia hasta que te convence, estás soltando las riendas. Esto se puede extrapolar a cuestiones más importantes. Has decidido hacer un curso de idiomas, para acceder a un puesto de trabajo y mejorar tu situación económica. Empiezas con gana, pero poco a poco vas perdiendo la conciencia y olvidando el objetivo que te motivó, y dejas paso a la pereza a las cosas que te procuran una satisfacción inmediata. Nuevamente y ahora con más gravedad, la falta de diligencia te hace perder el control de tu vida y das paso a que las circunstancias controlen tu vida.

Una planificación ordenada de la vida, te permite tener tiempo para todo. Tú debes establecer ese calendario y cumplirlo. Cuando lo instauras, lo hacer de una manera consciente y comprometida con el fin de mantener el control y recordar continuamente los motivos que te llevaron a establecer esos tiempos para esas cosas. El orden como método de vida, provoca sensación de tranquilidad, de control, de bienestar. El orden se ha de observar en todos los aspectos de la vida, tanto en las cosas como en los pensamientos. Un orden sistemático de tu vida te permite establecer criterios de comportamiento razonables o por lo menos razonados. Haz la prueba, mantén en orden tus cosas y podrás tener en orden tus pensamientos. Pero sobretodo, no permitas que las circunstancias de un momento tiren por tierra las decisiones tomadas con tiempo y reflexión.